Como Curar La Gripe y Tos con Remedios Caseros

Como Curar La Gripe y Tos con Remedios Caseros

La influenza es una de las enfermedades más comunes en el mundo, especialmente cuando llega el invierno o hay cambios repentinos de temperatura. Afortunadamente, no es necesario permanecer en la cama durante toda una semana, ya que hay opciones para recuperarse rápidamente de la gripe. Eche un vistazo a los siguientes consejos.

Como Curar La Gripe y Tos con Remedios Caseros

Como Curar La Gripe y Tos con Remedios Caseros

                                   Como Curar La Gripe y Tos con Remedios Caseros

Primeros pasos para curar la gripe

Preste atención a cualquier síntoma, incluso leve, para que sea más fácil tratar la enfermedad, sin dejar que se propague o se vuelva más peligrosa. Antes de cualquier reacción o señal corporal, como escalofrío, dolor de garganta o mareos, comience a contrarrestar los síntomas. No espere hasta que se sienta enfermo para tratar la gripe.

Mantenga el cuerpo caliente, no importa cuán caliente esté debido a la fiebre, ya que ayuda a eliminar los virus que causan los resfriados. Los pies también deben estar bien envueltos, porque es allí donde circula la mayor cantidad de sangre. No deje de usar calcetines o déjelos cerca del calentador.

Coma comida caliente, nunca fría o fría, ya que puede empeorar la situación. Además, es necesario mantenerse hidratado, con el doble de agua que lo que comúnmente se bebe, mejor a temperatura ambiente. Debemos evitar que la pérdida de agua típica de la gripe ya no cause problemas. Tenga en cuenta que la fiebre es una defensa del cuerpo.

Use pañuelos limpios todo el tiempo, porque de esta manera, los virus no vuelven a entrar en contacto con la nariz, la boca o los ojos. Además, no infecta a otros.

Un buen consejo es mantenerse alejado de las personas que viven con nosotros y, si es posible, dormir por separado. Las horas de sueño en caso de gripe deben ser más de lo normal, para que el cuerpo se recupere.

8 remedios caseros para curar la gripe rápida

Inhale el vapor de eucalipto durante 10 minutos al menos dos veces al día, cubriendo la cabeza con una toalla frente a una olla hirviendo.

Beba sopa de pollo con cebolla y ajo, ya que ayuda a descongestionar las vías respiratorias.

Beba té más viejo porque reduce los síntomas. Solo una cucharada de saúco por taza de agua hirviendo. Deje reposar y consuma hasta tres veces al día.

El jengibre es una de las curas más efectivas para la gripe y los dolores musculares, también ayuda a aliviar los resfriados. Rallar la raíz seca, agregar el jugo de medio limón y preparar un té común.

Prepare un jugo con 150 gramos de col y 150 gramos de naranja. Licucan ambos y beben al menos dos veces al día.
Para la congestión nasal, puede sentir un ajo aplastado envuelto en un pañuelo de papel o gasa.

El té de miel o propoleo también es muy bueno, no solo para los resfriados sino también para el dolor de garganta.

Jarabe de cebolla: En un tazón de arcilla, coloque una cebolla grande picada, dos copas de vino blanco, marinado durante 24 horas, filtre, agregue la miel y guárdelo en un frasco de vidrio. Toma medio vaso 4 veces al día. Sigue este tratamiento por una semana.

Gripe y Tos

Gripe y Tos